Opinión de una guía oficial

Últimamente he leído varios artículos sobre los problemas con los que tienen que lidiar los guías de turismo habilitados. Algunos posicionados a su favor y otros claramente en contra, o al menos a favor de los “no oficiales”, que puedan llegar a realizar un trabajo tan bueno o mejor que aquellos. Estos últimos artículos, así como las opiniones vertidas por algunos de los lectores, no dejan de ser sorprendentes. ¿Qué otro profesional podría ejercer sin la titulación correspondiente con el beneplácito de sus clientes?

Al margen de lo que diga la ley, hay determinados “servicios” que hacen un flaco favor a la profesión. Me estoy refiriendo a los free tours e incluso a los guías voluntarios. Éstos últimos, normalmente jubilados, ejercen su labor en los museos “por amor al arte”. Los responsables, en última instancia, son las instituciones públicas, que contribuyen con ello a reducir las opciones laborales de los guías profesionales, pues la del guía de turismo es ante todo eso, una profesión. Una profesión que hay que dignificar.

Peor aún es el caso de los free tours, cuyos autores se escudan en el hecho de que no cobran. La cuestión es que estos servicios, al final, no suelen ser tan “free”, pues siempre se espera una propina al concluir la visita. Se trata, por tanto, de un servicio remunerado, con la única salvedad de que es el cliente el que fija la tarifa. Se trata de competencia desleal, en todos los sentidos.

3 comentarios para “Opinión de una guía oficial”

  • Amanda says:

    Para ejercer de guía turístico oficial se necesita la licencia correspondiente. Bien, la última convocatoria de estas licencias en Andalucía se hizo en el 2001, es decir, hace 12 años. Durante ese tiempo, el número de turistas en Andalucía, ha crecido un 10%, que si bien no parece mucho, en valor absoluto representa 3 millones de visitantes. Pero no han convocado nuevos exámenes.
    Además de esto, en Andalucía existe un paro actualmente próximo al 60% entre los jóvenes.
    Yo soy una de estos jóvenes, acabo de terminar turismo y quiero ser guía turística. ¿Qué se supone que tengo que hacer? ¿Qué oportunidades aparte de la competencia desleal?

    No se, dímelo tu.

  • margarita says:

    Entiendo todas las posturas, pero no se me ocurre comprarme un coche y un caballo y hacerle la competencia a los cocheros o un taxi y escudarme en que no dan licencias y que por eso lo hago de forma ilícita, parece el sálvese quien pueda a cualquier precio. Hay que culpar a la administración por no convocar exámenes, pero eso que se escucha de que los guias presionan a la junta para que no haya, que son un coto cerrado y una mafia es una sarta de mentiras y desprestigia una profesión que lo único que hace es mostrar la ciudad al visitante con calidad y estando cualificado y certificado por la autoridad pertinente.
    En el sector hay muchos nichos que cubrir, pero por el bien del turismo hagamoslo con dignidad, no trabajando free o por una propina…es denigrante.

  • Mon says:

    Ahora te voy a decir yo el punto medio Margarita. Muy bien todo lo que dices, y muy bien dicho también a lo que dice Amanda. Te pongo mi caso: Soy de los que llaman “los de una hora menos”, es decir, y ya me entiendes, los de la habilitación (por el momento) canaria, sí, la de SIN examen. Te voy a decir algo y espero que no lo veas como un ataque personal, y es que todos vosotros (con rarísimas excepciones, quizás tú seas una de ellas), guías con habilitación y examen, os creéis la crême de la crême de este mundo que es el Turismo. Creéis que por haber hecho un examen (algunos sólo con lamer culos les ha bastado, se de lo que hablo) os basta para desprestigiar e intentar amedrentar a los que, aunque sobradamente preparados, no lo hemos hecho, y no por no quererlo y necesitarlo.
    Mira Margarita, y perdona que te tutee, no sólo me considero, sino que se que soy muchísimo mejor guía local que muchos otros que he tenido la “desgracia” de ver en vivo y en directo. He conocido guías HABILITADOS, jóvenes y mayores, malos con ganas, al igual que guías buenos más allá de cualquier frontera, de los cuales he ido fijándome y aprendiendo.
    También te digo que he sido continuamente provocado, repudiado y desprestigiado por compañeros (gentuza?) que afirmaban que era un intruso y les estaba pisando el terreno. NO os piso el terreno si soy MEJOR que muchos en mucho menos tiempo, NO os piso el terreno si aprendo más rápido, y NO os piso el terreno si consigo que mis clientes salgan con una sonrisa y con una imagen del monumento que cambie su visión, al contrario que otros, que literalmente, aburren a las ovejas y hacen aún menos por demostrar lo contrario.
    Es muy fácil decirle a esta chica, Amanda, que lo que hay que hacer es culpar a las administraciones (eso ya lo hacemos, joder), pero muy difícil luchar contra lo que tú dices que no es, y sin embargo, SÍ lo es: una mafia y un coto cerrado no, con mas candados que el Puente de las Artes de París.
    Sólo te digo una cosa, aprovechad, al menos en Andalucía, que en breve se acaba el chollo de los cuatro que se reparten el pastel.

Deja un comentario